TENDINITIS

images

¿QUE ES LA TENDINITIS?

Las tendinitis son afecciones muy extendidas, en particular en los deportistas. A veces intensas y rebeldes a los tratamientos clásicos. Podemos clasificar las tendinitis en tres categorías:

1. TENDINITIS MECÁNICAS: Son las que se producen por un movimiento violento o forzado, la mala posición tensa uno o varios tendones que causan dolor. También se producen por movimientos repetitivos durante periodos largos de tiempo, lo cual producen irritación y por tanto inflamación y dolor que se cronifica.

2. TENDINITIS INFLAMATORIAS: Son la expresión local de una enfermedad general. Por ejemplo, las talalgias son la manifestación de una inflamación de la inserción del tendón de Aquiles en las espondiloartropatías. Se le atribuye la causa en la presencia de un péptido bacteriano de origen intestinal. Este péptido extraño desencadena una respuesta inmunitaria, seguida de una respuesta inflamatoria que causa los dolores de los talones.

3. TENDINITIS POR “ENSUCIAMIENTO”: Hay que considerar que el tendón no es únicamente un conjunto de fibras, sino que también contienen células (tendinocitos). Estos tendinocitos son victimas de un ensuciamiento progresivo por moléculas bacterianas alimentarias que proceden del intestino delgado. Las fibras tendinosas se debilitan y aparecen microfracturas, acompañado de inflamación, cicatrices y nódulos; es decir, una tendinitis.

Entonces sabiendo que no todas las tendinitis son iguales y que sus causas son diversas ¿ sera adecuado tratar todas las tendinitis con anti-inflamatorios?  

Bueno desde un punto de vista convencional, solamente darían resultado la toma de anti-inflamatorios y analgésicos en el caso de las tendinitis mecánicas, pero no en las inflamatorias y tampoco en las de ensuciamiento.

En cambio desde nuestro punto de vista ni siquiera haría falta utilizar los anti-inflamatorios ni los analgésicos en las tendinitis de origen mecánico, ya que proponemos tratamientos con la diatermia capacitiva y la ITD (introducción trandermica digital) y la suplementación de productos y micronutrientes con efectos en la modulación de la inflamación y el dolor (harpagofito, árnica, enzimas proteoliticas, minerales, cúrcuma).

Caso a parte las tendinitis inflamatorias o de ensuciamiento, las cuales habría que realizar un estudio para determinar si la causa es un péptido bacteriano o si son moléculas bacterianas alimentarias, para una vez determinada la causa poder adaptar el tratamiento adecuado.